17991084_1306651392781750_4017292874813094337_n

Ser Guía en 30mps

Es curioso como cada semana tenemos un goteo constante de gente ofreciéndose como guía de moto para nosotros. Te cuentan lo alucinante que es lo que hacemos (que ven en nuestras Redes, fotos, Web…) y que lo que más les gustaría es dedicarse a ello porque les gusta ir en moto por sitios remotos con un grupo detrás (y si encima ganas dinero por ello, es el paraíso).

Ser guía en moto es mucho más que darle al gas. De hecho me atrevería a decir que no es de las cosas más importante cuando tienes a un grupo de 10 ó 12 moteros durante 7 u 8 días, 24h al día, dependiendo de tí.

La gente que trabaja como guía en 30mps tiene que entender como es la forma de ver el servicio al cliente de nuestra empresa. Además de las obvias: hablar inglés, ser profesional, buena gente…hay que llevar de forma innata la preocupación de que todos los componentes de la expedición estén bien en todo momento.

Hay muchas cosas que podemos controlar previamente (la ruta, hospedaje, comidas, visitas…) pero muchas otras que no tanto, y que además son aquellas que le dan personalidad a denominar a nuestro viaje con la palabra aventura: el tiempo, tráfico, estado de algunas carreteras o pistas, cosas inesperadas…

Durante un tour, todos somos humanos, y ocurre que un día nos levantamos más torcidos, hemos pasado frio esa noche, o dormido mal, no nos apetece darle al gas…pero el viaje debe seguir y no hay más remedio. Y Murphy aparece en esos momentos poniéndote una piedra delante o haciendo que la moto se te cale en el peor momento, llegando a tener un susto o incluso a caernos. En otros momentos nos reiríamos (con la suerte de que alguna cámara de fotos recoja el momento) pero justo hoy nos cabreamos.

Un buen guía debe tener la  virtud de adelantarse a esos momentos, estar atento en los instantes u horas anteriores y saber relajar la situación. Y si ocurre, saber rebajar la tensión de la persona en cuestión de una manera  tranquila y amigable. Muchas veces una sonrisa y una caricia del guía es todo lo que necesitamos para volver a entrar en armonía.

Un guía de grupos tiene que liderar pero muchas veces también dejar al grupo interactuar y moverse con libertad. No quiere decir descuidar su labor, al contrario. Aunque no parezca que esté, siempre siempre siempre está aunque sea de lejos “al loro” de todo. Cuando llegas a un hotel y te bajas de la moto, mientras comentas con el compañero la dureza de la última subida, él ya está “negociando” las habitaciones con el alojamiento. Cuando tú entras en tu habitación y te vas despojando de la húmeda armadura, él ya está pidiendo al jefe local que encienda el agua caliente (creed que en muchos sitios no es tan fácil ni obvio) para que cuando gires el grifo disfrutes de tu ducha, durante la cuál él estará fuera diciendo a los mecánicos qué motos cree que deben revisarse y cuales tienen alguna pequeña cosa que si se soluciona te hará más fácil la ruta del día siguiente y todo esté perfecto.

Mientras estamos parados en un punto espectacular, observando una gran montaña nevada o la gran duna de un desierto, el guía está observando si alguna moto gotea aceite, o si llevas una ventilación del traje abierta a pesar de que ha refrescado y no sabes por donde te entra el frío. Él siempre te trae una botella de agua cuando ni sabías que tenías sed, o está justo en el momento en que no consigues quitar la pata de cabra de tu moto y te ayuda a salir de la situación en una pista inclinada mientras los demás ya han salido.

Y sobretodo está para que a pesar del mal tiempo, las averías, las caídas, la comida, el tráfico o la lluvia, el tour termine de manera que hayas cumplido tu sueño de rodar por ese país siempre habías querido lleno de felicidad mientras todos los participantes, llenos de polvo y barro, brindáis con una gran sonrisa.

(Foto: Grupo de El Reto del Annapurna, Abril 2017, nada más terminar el tour).

Si quieres apuntarte al Reto del Annapurna en 2018, aquí tienes toda la información:
https://30mps.com/tour/nepal-reto-annapurna-en-moto/

LEAVE COMMENT